Central Tel: 4902-4160/5929 FBLoginCURSOS para PROFESIONALES

ALIMENTACION ANTI-AGE

“De la tierra provienen las hierbas, de las hierbas proviene el alimento, y del alimento proviene la semilla que da vida a los humanos.” Taittirya Upanishad (11.1)

Nutricion--Anti-Age

ALGUNOS CONSEJOS

Estos consejos son tradicionales y deberían ser tomados en cuenta para que el alimento sea realmente un medicamento para nosotros, y una fuente de equilibrio y bienestar. Una vez que entendemos eso, nuestra propia conciencia nos irá guiando en lo que es adecuado para nosotros.

  • Comer en una atmósfera tranquila. Una comida estando estresados enferma nuestra digestión.
  • Evitar comer cuando estamos enojados o tristes.
  • Siempre comer sentado.
  • Comer únicamente cuando se siente hambre. Este es el indicador de que la comida anterior ya ha sido digerida.
  • No hablar mientras masticamos. Además de ser una práctica de buenos modales, la masticación es el primer paso de la digestión, con lo cual debe hacerse a conciencia.
  • Comer a un ritmo moderado, ni muy rápido ni muy lentamente.
  • Esperar a que una comida haya sido digerida para ingerir la siguiente. Esto implica un lapso de dos a cuatro horas después de una ingesta o comida liviana, y entre cuatro a seis horas luego de una comida principal.
  • Beber agua tibia con las comidas. Esta es una costumbre raramente utilizada en occidente pero es una excelente manera de ayudar a la digestión del alimento.
  • Comer alimentos que complazcan todos nuestros sentidos. La comida debe ser atractiva desde los visual, el aroma y por supuesto el sabor.
  • Comer sólo hasta los dos tercios a tres cuartos de la capacidad de nuestro estómago. Dejar un tercio de la capacidad de nuestro estómago facilita la digestión.
  • No apurarnos al tomar una comida. No debería haber un sentimiento de apuro, o de tener que saltar hacia la comida abalanzándonos como un animal hambriento para una vez ingerido saltar corriendo de la mesa.
  • Comer en la más armoniosa y placentera atmósfera posible. Las opciones pueden ser pocas, pero siempre habrá alguna opción (como parar el auto a un costado del camino para comer antes de darle mordiscos a un sándwich mientras dura la luz roja de un semáforo).
  • Comer en los horarios más regulares posibles. Nuestros cuerpos, incluyendo nuestros sistemas digestivos, prosperan mejor en las rutinas. Se sorprenderá de cuán bien puede uno sentirse adoptando esta simple práctica.
  • Ser agradecidos con el alimento que recibimos. Éste es un don de la abundancia de la Naturaleza y del esfuerzo de los seres humanos. Tomar el alimento es una conexión preciosa entre uno mismo y todos y todo lo demás que lo provee. La gratitud es un reconocimiento de ese vínculo e inicia una actitud positiva para digerir nuestro alimento.
  • Sentarse en silencio unos pocos minutos antes de comer.

Según la Dra. Kousmine existen razones nutricionales, derivadas de la forma actual de alimentación, que originan principalmente un exceso de acidez que perjudica al organismo.

Una alimentación pobre en bases o alcalinos dificulta el normal proceso de combustión en los tejidos celulares, originando la formación de residuos de naturaleza ácida, muchos de los cuales no pueden ser eliminados por la orina.
Es necesario aportar una alimentación rica en alimentos alcalinos y/o disminuir el contenido proteico, posibilitando la eliminación de los desechos, depurando así el organismo.

El Dr. Ragnar Berg, médico sueco, pionero en la investigación de la alimentación alcalinizante, sugería que un 85% de la dieta debe estar compuesta de elementos ricos en bases, de los cuales una proporción debe estar en estado crudo y sólo un 15% debería estar reservado a los alimentos acidificantes. Berg sostenía que la mejor terapia era la de jugos frescos de frutas y verduras.
• Comenzar a mejorar la calidad de la nutrición es comenzar a mejorar la calidad de vida. Ser conscientes de qué y cómo comemos.
• Prestar atención al equilibrio ácido-básico del organismo permite eliminar una gran cantidad de síntomas, muchos de los cuales a veces se los considera normales por hábito.
• Conocer los alimentos acidificantes y alcalinizantes, para comenzar a modificar la ingesta diaria.
• Adecuar la alimentación a la realidad orgánica, social, laboral y a la época del año.
• El exceso de alimento causa acidificación, es necesario nutrir el cuerpo con
moderación para saciar las necesidades básicas.
• Consumir frutas (de estación y bien maduras) y verduras (crudas, cocinadas al vapor o consumidas en el agua de cocción). Preferentemente consumir frutas y verduras de cultivo natural y productos orgánicos.
• Incorporar cereales menos acidificantes (arroz integral yamaní, trigo sarraceno, maíz) o alcalinizantes (mijo o cebada) y legumbres (porotos, lentejas, arvejas, garbanzos, soja, arveja).
• Preferir las frutas secas: almendras, dátiles, pasas de uva y castañas.
• Endulzar con miel de arroz o de cebada, miel de abejas
• El jugo de limón es un producto empleado, para alcalinizar el organismo.
• El ayuno bebiendo jugos de frutas (aporte exclusivo de bases o alcalinos),
facilita el proceso de purificación de residuos ácidos y permite sentir sensación de alivio en el organismo.

El AYUNO por un período fijo de tiempo es para mejorar la salud y la condición física o para recuperar la salud perdida.
Los seres humanos han practicado ayuno por razones religiosas, políticas o morales o por salud. La tradición del ayuno es mencionada en la Biblia, en los antiguos templos de Grecia y Egipto y en todos los países del Mediterráneo las enfermedades eran tratadas con la ayuda del ayuno.

CUATRO RAZONES PARA AYUNAR
Una de las principales razones en las que se indica el ayuno es para reducir el peso corporal.
– La obesidad y el sobrepeso son mejorados con los efectos a largo plazo del ayuno. La aplicación médica del ayuno provoca muchas veces un descenso de peso como una ventaja adicional. Generalmente se aplica el ayuno para distintas enfermedades.
– El ayuno produce recuperación del desgaste del cuerpo. Se movilizan nutrientes de un lugar a otro para ser utilizados en lugares donde están en falta. El sistema digestivo consume entre el 70 y el 80% del prana, en el proceso digestivo. Este es uno de los motivos por los cuales podemos sentir somnolencia o sueño después de comer.
El ayuno al liberar el consumo de energía empleado en la digestión permite derivar gran cantidad de energía a otros órganos.
– El tercer efecto del ayuno es el de llevar a estado de reposo a todo el organismo. Todos los sistemas ahorran energía con el reposo metabólico del ayuno. Los órganos deben trabajar menos para eliminar secreciones y material de desecho. La respiración se hace más lenta. El reposo metabólico es comparado con el sueño de los animales. El reposo alcanza al cerebro y al sistema nervioso y esto incrementa el alerta y una mejor actividad. Durante el período de descanso del ayuno se produce el rejuvenecimiento celular.
– El cuarto efecto del ayuno es la eliminación fuera del cuerpo de las toxinas o material de desecho. El proceso digestivo no se detiene nunca y como resultado de la síntesis de los tejidos, sangre, músculos, grasa, semen, etc, se produce material de desecho en la forma de materia fecal, moco, orina, etc. Este material de desecho debe ser eliminado del cuerpo. Cuando este materia de desecho permanece en el cuerpo se transforma en toxinas. El ayuno ayuda a eliminar estas toxinas del cuerpo.

Los períodos cortos de ayuno estimulan la excreción de los órganos y la limpieza del cuerpo humano.

El ayuno produce una sensación de relajación, limpieza y pureza!!!

FLEBICUPON RELLENO FACIAL
....
  • Código Descuento: …. / Promo: FLEBI FILL
  • Disponibles: 0 / Validez: Mayo 2014 / Compras on-line

Envíanos tu Consulta On-Line!!